Translate

miércoles, 17 de agosto de 2016




ORACIÓN

Señor gracias, por hacer de mi
sencillamente lo que soy,
un ser humano.
Pudiste hacer que fuera un rayo,
o tormenta que destrozara las espigas
y que no hubiera trigo en el verano.
O un hombre malvado
que inventara guerras,
para sembrar el terror en los humanos.
Una mujer de pechos secos, sin leche,
que a sus hijos no pudiese amamantarlos.
Un cuerpo sin corazón ni alma
que solo pensara en hacer daño.
Gracias Señor por tus favores,
por darme este sueño de poeta
y por no soltarme de tu mano.





domingo, 13 de septiembre de 2015

¿QUIEN LES ROBÓ LOS SUEÑOS?

 
 
 
Huyen de sus bosques, su hogar y sus tierras,
con sus bártulos al hombro como fila de hormigas.
 
Cuando consiguen subir cansados, a lo que ellos creen su nido,
les han cortado el árbol, están desprotegidos.
 
¿QUIÉN LES ROBÓ LOS SUEÑOS?
 
Mariposas con alas de colores brillan al sol de la mañana,
libélulas que vuelan sin conocer fronteras
se posan en la playa,
elevan al cielo sus almas doloridas,
y en tierra firme... Una tal Petra László va pateando niños.
 
 
 
 


domingo, 26 de julio de 2015

SI EL AMOR ANIDARA

Cuadro de Rosa GM, para Isabel. Acrílico sobre papel. 



 Para tus ojos quisiera ser joven,
si así fuera, entraría en tus sueños
como un ladrón, a oscuras,
abriría la puerta, pararía el reloj
y me engalanaría como una novia.

Mientras espero, el cielo se derrama
como jarra de vino
y yo me desvanezco detrás de los visillos,
porque en mi noche oscura entre sombras, 
tu nombre viene abriendo camino.

Si el amor anidara en nuestros corazones,
los ojos serían ciegos a las arrugas,
aprendiendo a volar como pájaro herido,
aprendiendo a olvidar los mil años de espera.
¿Qué nos importa el mundo?

Si para tus ojos, yo sigo estando viva... 







domingo, 21 de diciembre de 2014

MI CASA

Vivo en una casa blanca
con una gran chimenea,
las tejas de chocolate
el tejado festonea.

Ventanas de regaliz,
paredes de mazapán,
y colgadas de un abeto
hay botellas de champán.

De caramelo un farol
encendido siempre está,
alumbrando al caminante
si me viene a visitar.

Mariposas de colores
habitan en el jardín,
danzan minuto a minuto
para ti, y para mí.



sábado, 8 de noviembre de 2014

ACALLANDO LLANTOS







Voy regalando cariño
me lo quitan de las manos,

los mimitos y arrumacos
repartimos como hermanos,

buenos deseos de colores
de mañana regalamos,

de noche, baja la luna
en ella nos columpiamos,

rifo sonrisas doradas
que el sol esta calentando,

caricias sin intereses
hoy estamos horneando,

para los niños que lloran
su llanto voy acallando.







martes, 7 de octubre de 2014

RECUERDOS





Contigo tuve vida de ermitaña

me supiste apartar de lo mundano

me quisiste solo para ti

y viví agarrada de tu mano.

De repente, y sin saber por qué,

las aguas ya no mueven el molino,

el cielo no cesa de llorar,

yo ando, perdida en el camino.

sábado, 24 de mayo de 2014

ES TODO TAN LEJANO...



Mis recuerdos son,
agua entre las manos
niebla, humo, tierra.

Con las flores invernales
que nos regala el almendro,
con los vientos infernales
que seguimos padeciendo,
hoy me he parado en el tiempo
desenredando recuerdos,
recordando mis amores
añejos, sin nombre expreso,
con los cerros vigilantes
como porteros eternos,
las casas con chimeneas
ardiendo en ellas los leños.


Al abrigo del olivo
las collejas en el llano,
y nosotras impacientes
con nuestra cesta en la mano,
trenzábamos sentimientos
a la vez que las cortábamos,
sin ni siquierra saberlo
eran lazos que anudábamos,
nos unía la amistad
y nos unía el aliento
de una vida compartida
durante tan largo tiempo.

El rio serpenteando,
juncos y piedras sortea,
por su orilla bordeado
de álamos se rodea,
nos refresca por Santiago,
no existe ningún complejo
para baja caminando
tanto el niño, como el viejo.

Y pensando en el ayer
voy desgranando recuerdos,
de mujeres enlutadas
y hombres enjutos y tensos,
las gentes de aquellos tiempos
muy dignas en su pobreza,
celebraban alegrías
también lloraban su pena.

Lenta pasaba la vida
como el andar de la gente,
como el vino a la garganta
como el aguardiente,
como carros en verano
como piara de ovejas,
como el olor a pan tierno,
como los días de fiesta.

Añoro el estar allí
mi paraíso pequeño,
entonces era feliz
no me pesaban los muertos.